Mi intersó compartir la historia de este grupo de idealistas en su desafío de construir un mundo según sus parámetros y navegar en ésta aventura de vida motivados por sus sueños y lidiando con el mundo práctico y sus reglas.

 

Este grupo de cuerdos, o locos, que se animaron a cuestionar la realidad y vivir bajo la certeza de que nada es  sólido o permanente.

 

Me pregunté, y les pregunto, ¿se vale apostar a la intuición, a las pasiones,  y a la utopía colectiva?  ¿Se vale dejarse llevar y vivir impulsado por el idealismo o  hay que conformarse y adaptarse al pragmatismo? Elegir lo primero implica tomar un camino difícil, incierto, lleno de dificultades, pero serle fiel a las verdades viscerales y a los sueños,  y cagarse un poco en la lógica dominante tiene su una recompensa invaluable. ¿Quiénes somos si no escribimos nuestra propia historia? ¿Qué significa estar vivos si desatendemos nuestras convicciones, nuestros principios y nuestras verdaderas pasiones?

 

No hay error, o equivocación.  No hay ganancia, porque todo es ganancia cuando se vive a flor de piel. Cuando nos movemos probando, apostando, entregándonos a la vida, intentando,  andando abiertos a la posibilidad de una existencia colectiva. Con la máxima de confiar en el otro, compartir, permitiéndose cambiar,  innovar y ende vivir en estado de permanente revolución con uno mismo y con los demás. Ya lo dijo el poeta, A. Machado, caminante no hay camino, se hace camino al andar. Los invito a ver, compartir y disfrutar ésta película fruto del amor, la perseverancia y la locura,  Los Quijotes de la Marcha.

 

El documental no es un docu  expositivo, ni educativo-didáctico ni intenta como los documentales Grimsoneanos traer la voz de Dios a explicar un proceso histórico en el tiempo.  Muy por el contrario. Abre preguntas mientras acompaña a algunos de su protagonistas de Cataluña en su proceso de compromiso, dudas, conflicto, trabajo y cambio.

 

En este sentido, es un documental muy poético, humano y tiene la virtud, o eso espero, de sensibilizar a los que aun no han dejado el sillón, a los que tienen la mirada más cínica de las cosas a desestigmatizar a los que los medios masivos construyeron como: perro flautas.

 

Los protagonistas son ciudadanos más o menos anónimos, que se cruzaron en mi camino y me permitieron ver su transformación a partir de su despertar como sujetos políticos. Personas que salieron con formación, curiosidad, activismo a la calle y su acción los ha impactado de manera profunda en sus vidas. Vidas que jamás serán iguales.

 

Una película no puede dar cuenta de todos los miles de protagonistas de la historia colectiva de un país, es sólo un recorte en un grupo muy pequeño de personas. Pero al poner la lupa en ellos, intento compartir una historia localizada en Cataluña, humana y  universal.   Observar como las vidas en transformación de sus protagonistas la vuelven una película alejada del tinte periodístico es una propuesta vivencial que intenta capturar como se construye un camino hacia una democracia más participativa, sus aciertos y sus problemas  en la práctica (en términos del intelectual canadiense Macpherson me interesó ver qué pasaba con la democracia real, horizontal y de organización alternativa) . Por eso me centré en los hombres y mujeres que lograron dejar de verse a si mismos como sujetos consumidores políticos y que se descubren protagonistas y hacedores de su vida.

ENGLISH

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ÓRALE PRODUCCIONES 2016